Skip to OncoLog navigation.Skip to page content. MD Anderson Pacientes y público - MD Anderson Profesionales del cáncer - MD Anderson Acera del MD Anderson Mapa del sitio - MD Anderson Contacte - MD Anderson Búsqueda - MD Anderson
Navegar www.mdanderson.org
Rule
OncoLog: Informe para médicos El informe del MD Anderson para médicos, sobre los avances en el tratamiento y la investigación sobre el cáncer.
Click for Patient Referral.
     
English

Pág. principal/Último número
Números anteriores
Articulos por tema
Educación del paciente
Sobre OncoLog

 

 

 

Spacer

Extraído de OncoLog, marzo 2011, Vol. 56, Nro. 3

Yoga y tai chi

Gráfico: Visita a domicilio

A la sombra de los buenos propósitos de Año Nuevo, mucha gente busca hacer gimnasia para mejorar su bienestar físico y mental.

Sin embargo, lo que le falta a las típicas sesiones de ejercicios en el gimnasio es la manera de relajar la mente, el cuerpo y el espíritu y la manera de combatir el estrés inherente en nuestras vidas diarias. Practicar yoga o tai chi puede ayudar a calmar la respuesta de lucha o huída del cuerpo con respecto al estrés.

Diferencias y similitudes

El yoga, que se originó en India, y el tai chi, una disciplina china antigua, son prácticas distintas—pero ambas buscan unir la mente, el cuerpo y el espíritu. Ambas prácticas tienen muchos estilos, formas e intensidades.

Al combinar las disciplinas físicas y mentales, el yoga puede ayudar a relajarse profundamente y manejar mejor el estrés y la ansiedad en su vida. El yoga cuenta con tres componentes principales: asana (posturas y movimientos físicos diseñados para aumentar su fuerza y flexibilidad), pranayama (ejercicios de respiración) y meditación.

En conjunto, se dice que estos componentes aumentan la consciencia y estimulan el flujo libre de prana (energía vital). Practicar las posturas de yoga regularmente puede preparar el cuerpo para la meditación. El movimiento y la respiración controlada ayudan a aquietar la mente y calmar los músculos de modo que la mente puede estar despejada para la meditación.

Las personas con poca flexibilidad pueden beneficiarse del yoga con silla—una forma suave de yoga que se practica sentado en una silla o de pie y usando una silla de soporte—o pueden beneficiarse de los movimientos fluidos continuos del tai chi, que normalmente se realizan de pie.

El tai chi, un sistema de artes marciales que nació de una búsqueda de longevidad Taoísta, se practica normalmente como una serie de movimientos corporales lentos y fluidos al ritmo propio que enfatizan la concentración, la relajación y una circulación consciente de energía vital (chi) por todo el cuerpo. A pesar de sus raíces en las artes marciales, por lo general, hoy el tai chi se practica como una manera de reducir el estrés, calmar la mente y tonificar el cuerpo.

Beneficios del ejercicio para la mente y el cuerpo

Grafico: Yoga y tai chi

Lorenzo Cohen, Ph.D., profesor del Departamento de Oncología General y Ciencias de la Conducta del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, explicó que el yoga y el tai chi comparten numerosos beneficios físicos, entre ellos:

  • menor frecuencia cardíaca y presión arterial
  • mayor eficiencia cardiovascular
  • mayor flexibilidad y energía
  • y mejoramiento de la postura y los patrones de sueño

Se ha descubierto que el tai chi reduce el riesgo de caídas en la gente anciana. Y algunas investigaciones demostraron que el yoga y el tai chi también refuerzan el sistema inmunitario y disminuyen la producción de las hormonas del estrés tales como cortisol, epinefrina y norepinefrina. 

Los beneficios psicológicos compartidos por el yoga y el tai chi incluyen:

  • mejor humor y sensación de bienestar
  • mayor auto-aceptación
  • menor ansiedad y depresión
  • y mayor concentración y memoria.

El Dr. Cohen dijo que el estrés crónico puede literalmente meterse debajo de nuestra piel y dentro de nuestras células. «El estrés crónico hace que nuestro sistema nervioso simpático esté constantemente funcionando a toda marcha. Con la actividad física o el ejercicio típicos, no se logra aquietar la mente. Practicar yoga o tai chi puede desalentar el sistema nervioso simpático y calmar la mente y así ayudar a reducir su nivel de estrés».

Cuando tenga que decidir cuál es la mejor práctica de mente y cuerpo para usted, el  Dr. Cohen sugiere elegir cualquier ejercicio que encaje en su estilo de vida. «Piense cuál de estas prácticas hará todos los días», dijo. «Después de 6 a 8 semanas de práctica diaria, comenzará a ver las mejorías físicas en cuanto a la flexibilidad, sus patrones de sueño y su energía física. Tarda aproximadamente 6 meses de práctica diaria para ver la transformación interna que causa una tranquilidad penetrante, auto-consciencia y corazón abierto».

Para obtener mayor información, consulte a su médico, visite www.mdanderson.org, o llame a askMDAnderson al 877-632-6789.

Otros artículos en el número de marzo 2011 de OncoLog:

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245  
 Derivación de pacientes   Declaraciones legales   Política de privacidad

Derivacíon de pacientes