Skip to OncoLog navigation.Skip to page content. MD Anderson Pacientes y público - MD Anderson Profesionales del cáncer - MD Anderson Acera del MD Anderson Mapa del sitio - MD Anderson Contacte - MD Anderson Búsqueda - MD Anderson
Navegar www.mdanderson.org
Rule
OncoLog: Informe para médicos El informe del MD Anderson para médicos, sobre los avances en el tratamiento y la investigación sobre el cáncer.
Click for Patient Referral.
     
English

Pág. principal/Último número
Números anteriores
Articulos por tema
Educación del paciente
Sobre OncoLog

 

 

Spacer

Extraído de OncoLog, septembre 2011, Vol. 56, Nro. 9

Pruebas de detección del cáncer colorrectal
Los factores de riesgo determinan quiénes deben someterse a la exploración y con qué frecuencia

Gráfico: Visita a domicilioLas pruebas de detección del cáncer colorrectal regulares han sido consideradas durante mucho tiempo una de las mejores maneras de prevenir el cáncer colorrectal o de detectar la enfermedad de manera temprana, cuando es más tratable. Más estadounidenses que antes siguen las recomendaciones acerca de la exploración y esto ha dado como resultado menor tasa de muertes por cáncer colorrectal.

Sin embargo, un nuevo informe realizado por los Centers for Disease Control and Prevention (Centros de Control y Prevención de la Enfermedad) indica que uno de cada tres estadounidenses que deben someterse a la prueba de detección del cáncer colorrectal aún no se ha sometido a las exploraciones recomendadas. Si todas las personas de 50 años o más se sometieran a la prueba de detección del cáncer colorrectal, la tasa de muerte por esta enfermedad se reduciría a la mitad, y salvaría aproximadamente 25.000 vidas por año, según los informes de la American Cancer Society (Sociedad Estadounidense contra el Cáncer).

Pruebas de detección

Una vez que las células anormales crecen hasta convertirse en pólipos en la pared interna del colon o recto, normalmente pasan entre 10 y 15 años hasta que los pólipos se transforman en cáncer colorrectal. Las pruebas de detección pueden detectar estos pólipos, que, si se detectan de manera temprana, se pueden extirpar antes de que se transformen en cáncer.

Se utilizan diversas pruebas para detectar el cáncer colorrectal y los pólipos precancerosos en las personas que no presentan síntomas de la enfermedad.

La colonoscopia, una de las pruebas más completas, examina el recto y todo el colon con un instrumento flexible con luz denominado colonoscopio. Se pueden extirpar los crecimientos precancerosos y cancerosos detectados durante la colonoscopia o se pueden obtener muestras de tejido para la biopsia. La mayoría de los pacientes reciben cierta forma de sedación antes de esta prueba.

La colonoscopia virtual usa tomografía computarizada (TC) o imágenes por resonancia magnética (IRM) para producir imágenes del colon y del recto que pueda mostrar pólipos y otras anormalidades. No es necesario administrar sedación. Si se detecta algún pólipo, se lleva a cabo una colonoscopia estándar para extirparlo.

Otras pruebas de detección incluyen la sigmoidoscopia y el enema de bario con contraste doble. Una sigmoidoscopia es similar a una colonoscopia, pero sólo se examinan el recto y el colon inferior. La prueba de enema de bario con contraste doble utiliza una serie de radiografías para examinar todo el colon y el recto después de administrar a los pacientes un enema con solución de bario e introducir aire en el colon.

Como preparación para estas pruebas, se debe vaciar el colon y el recto del paciente. Esto generalmente significa que el día anterior a la prueba, el paciente consumirá sólo líquidos trasparentes y tomará laxantes o enemas según lo prescripto por su médico.

En otro procedimiento común de exploración, el análisis de sangre oculta en la materia fecal, se evalúan pequeñas muestras de materia fecal del paciente para detectar sangre en las heces. Si el análisis da positivo, una colonoscopia puede determinar la causa de la hemorragia.

Pautas para la exploración

¿Con qué frecuencia se deben realizar estas pruebas de detección? Eso depende de diversos factores, entre ellos el riesgo del paciente de sufrir cáncer colorrectal.

Riesgo promedio
Para las personas con riesgo promedio de sufrir cáncer colorrectal, los médicos del MD Anderson recomiendan cualquiera de las siguientes pruebas a partir de los 50 años de edad: una colonoscopia cada 10 años, una colonoscopia virtual cada 5 años o un análisis de sangre oculta en la materia fecal cada año.

Riesgo en aumento
Se considera que las personas tienen un riesgo en aumento de sufrir cáncer colorrectal si presentan antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o pólipos.

En el caso de aquellas personas a quienes se les extirparon uno o dos pólipos precancerosos pequeños, el MD Anderson recomienda una colonoscopia cada 5 años. Si les han extirpado muchos pólipos, se debe realizar la prueba con mayor frecuencia.

Las personas con un pariente de primer grado (padre, madre, hermano, hermana, hija o hijo) que ha sufrido cáncer colorrectal o pólipos precancerosos antes de los 60 años de edad—o dos familiares de primer grado que lo hayan padecido en cualquier edad—se deben someter a una colonoscopia cada 5 años. Estas personas pueden determinar la edad en la que deben comenzar a realizarse la prueba restando 10 años a la edad del familiar en el momento del diagnóstico. Por ejemplo, si su hermano tenía 50 años cuando recibió el diagnóstico de cáncer colorrectal, usted debe comenzar a someterse a las exploraciones a los 40 años de edad.

Las personas con un familiar de primer grado que ha sufrido cáncer colorrectal o pólipos precancerosos a los 60 años o más—o dos familiares de segundo grado (abuelos, tías, tíos o primos) con cáncer colorrectal—deben comenzar las exploraciones a la edad de 40 años. En el caso de estas personas, el MD Anderson recomienda una colonoscopia cada 10 años, una colonoscopia virtual cada 5 años o un análisis de sangre oculta en la materia fecal cada año.

Riesgo alto
Las personas con el riesgo mayor de cáncer colorrectal incluyen a aquellas con antecedentes personales de poliposis adenomatosa familiar, cáncer colorrectal sin poliposis hereditario, enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa crónica. En el caso de aquellas personas con riesgo alto, el MD Anderson recomienda consultar a un médico y someterse a la exploración cada 1 o 2 años.

Para obtener mayor información, consulte a su médico, visite www.mdanderson.org, o llame a askMDAnderson al 877-632-6789.

Otros artículos en el número de septembre 2011 de OncoLog:

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245  
 Derivación de pacientes   Declaraciones legales   Política de privacidad

Derivacíon de pacientes