Skip to OncoLog navigation.Skip to page content. MD Anderson MD Anderson site navigation About UsLocationsEventsCareersPublicationsHow You Can HelpContact UsmyMDAnderson
Click for Patient Referral.

Pág. principal/Último número
Números anteriores
Articulos por tema
Educación del paciente
Sobre OncoLog

 

 

Spacer

Extraído de OncoLog, noviembre-diciembre 2012, Vol. 57, Nros. 11-12

Versión fácil de imprimir

Cánceres relacionados con el hábito de fumar
Los riesgos de cáncer de tabaco no se limitan a los pulmones

Grafico: Visita a domicilioLa mayoría de las personas sabe que fumar es la causa más común de cáncer de pulmón, pero pocos saben que también provoca muchos otros tipos de cáncer. De hecho, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el tabaquismo es una causa directa o contributiva en el 30% de todas las muertes relacionadas con el cáncer en los Estados Unidos.

Riesgos para los fumadores

Entre las 250 sustancias químicas nocivas contenidas en el humo de tabaco, por lo menos 69 pueden causar cáncer. Por ejemplo, el hábito de fumar puede duplicar el riesgo de ciertos tipos de cáncer de piel, como el carcinoma de células escamosas.

Los cánceres de cabeza y cuello han sido durante mucho tiempo vinculados al consumo de tabaco, especialmente en los tejidos por los que pasa el humo de tabaco inhalado. Se estima que el hábito de fumar es responsable del 75% de los cánceres de cabeza y cuello en las mujeres y del 45% en los hombres. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el índice de cáncer oral es 27 veces mayor en hombres que fuman que en los no fumadores. Para el cáncer de laringe, la OMS afirma que el riesgo es 12 veces mayor para los fumadores que para quienes nunca han fumado, y que el consumo de alcohol multiplica este riesgo.

También según la OMS, el consumo de tabaco es la causa principal de cáncer de vejiga en el mundo occidental y representan del 40% al 70% de los casos. La OMS estima que el riesgo de cáncer de vejiga entre los fumadores es de dos a tres veces mayor que el de los no fumadores, mientras que el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos señala un riesgo cuatro veces mayor.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, el tabaquismo también aumenta el riesgo de leucemia mieloide aguda y de cáncer de riñón, páncreas, estómago, útero, cuello uterino, ovario y colon/recto.

Otros riesgos del tabaco


La exposición al humo de segunda mano causa cáncer, otras enfermedades y muerte prematura en adultos no fumadores y niños. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer y, en los Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental, el Programa Nacional de Toxicología y el Cirujano General, han clasificado el humo de segunda mano como agente carcinógeno.

Además de los cigarrillos, otros productos de tabaco también son peligrosos. Aunque la mayoría de las investigaciones se han centrado en los daños de fumar cigarrillos, se ha demostrado que los cigarros, la pipa y el consumo de tabaco sin humo (tabaco de mascar y rapé) también provocan cáncer en los seres humanos.

Beneficios de dejar de fumar
Grafico: Cigarettes

Hay muchos factores que contribuyen al riesgo de cáncer de un fumador: el número de años que la persona ha fumado, la cantidad de cigarrillos al día y la edad a la cual se comenzó a fumar.

La buena noticia es que dejar de fumar reduce considerablemente la probabilidad de un fumador de desarrollar cáncer y morir a causa de la enfermedad. Para quienes ya tienen cáncer, dejar de fumar reduce el riesgo de recurrencia de la enfermedad y de desarrollar una segunda forma de cáncer. En pacientes con cáncer sometidos a cirugía, quimioterapia u otros tratamientos, el dejar de fumar mejora la capacidad del cuerpo para sanar y responder a la terapia. Asimismo, reduce sus riesgos de desarrollar neumonía e insuficiencia respiratoria.

Los fumadores de todas las edades pueden beneficiarse dejando de fumar. Según el Instituto Nacional del Cáncer, los fumadores que abandonan el hábito alrededor de los 30 años de edad reducen su probabilidad de morir prematuramente por enfermedades relacionadas con el hábito en más de un 90%, en comparación con las personas que continúan fumando.

De modo similar, quienes dejan de fumar a los 50 años reducen el riesgo de muerte prematura en un 50%. Los estudios han demostrado que aun las personas que dejan de fumar a los 60 años o más viven más tiempo que aquellos que continúan fumando.

Después de dejar de fumar, se tarda unos años para que disminuya el riesgo de cáncer de un ex fumador. El beneficio aumenta cuanto más tiempo haya pasado una persona sin fumar. Sin embargo, el dejar de fumar brinda beneficios inmediatos, tales como mejoras en la función pulmonar, descenso de la presión arterial y el ritmo cardíaco, mejora de la circulación y menos tos.

La interrupción del hábito de fumar ofrece beneficios de salud muy importantes para los fumadores de casi cualquier grupo etario o estado de salud.

– K. Stuyck

Para obtener mayor información, hable con su médico. Para obtener información sobre el Programa de Tratamiento del Tabaquismo de MD Anderson, visite www.mdanderson.org/quitnow o llame al 713-792-QUIT.

Otros artículos en el número de septiembre 2012 de OncoLog:

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245  
Derivación de pacientes  Declaraciones legales   Política de privacidad

Derivacíon de pacientes Derivacion de pacientes English