Skip to OncoLog navigation.Skip to page content. MD Anderson MD Anderson site navigation About UsLocationsEventsCareersPublicationsHow You Can HelpContact UsmyMDAnderson
Click for Patient Referral.

Pág. principal/Último número
Números anteriores
Articulos por tema
Educación del paciente
Sobre OncoLog

 

 

Spacer

Extraído de OncoLog, marzo 2012, Vol. 57, Nro. 3

Versión fácil de imprimir


Las camas solares presentan riesgos para la salud
Los peligros del bronceado van desde la piel arrugada hasta el cáncer

Grafico: Visita a domicilioLos salones de bronceado prometen una manera de acelerar el bronceado en invierno y principios de la primavera, cuando los consumidores se preparan para descubrir su piel vistiendo ropa de verano. A veces, los anuncios de estos salones sugieren que el bronceado artificial es más seguro que tomar sol. Sin embargo, debido a que las camas solares emiten los mismos rayos ultravioletas (UV) perjudiciales que el sol, son tan peligrosas como exponerse al sol en exteriores. La exposición a los rayos UV puede resultar en cáncer de piel y otros problemas de salud y apariencia.

Cáncer de piel

El cáncer de piel es el tipo más común de cáncer en los Estados Unidos; casi la mitad de los cánceres en todo el país son cánceres de piel. El carcinoma de células basales representa el 90% de los cánceres de piel. Si se detecta a tiempo, casi siempre puede curarse mediante una intervención quirúrgica. El carcinoma de células escamosas es el segundo tipo más común. El melanoma es la forma más mortal y agresiva de cáncer de piel.

Los estudios han relacionado estos tres cánceres de piel con el uso de camas solares. Uno de ellos concluyó que las mujeres que usaban camas solares más de una vez al mes tenían una probabilidad 55% mayor de desarrollar melanoma que aquellas que nunca las utilizaban. El riesgo era mayor para aquellas que habían empezado a usarlas antes de cumplir los 35 años de edad. Otro estudio encontró que, en comparación con quienes nunca habían usado camas solares, las personas que las utilizaban tenían un riesgo 75% mayor de desarrollar melanoma, y los usuarios frecuentes enfrentaban riesgos de melanoma hasta un 200% más alto.

Aunque la Organización Mundial de la Salud clasificó las camas solares como cancerígenas en 2009, en más de 100 ciudades de los Estados Unidos los salones de bronceado superan en número a los locales de Starbucks y McDonald’s. Más de un tercio de las adolescentes estadounidenses de 17 años han informado el uso de bronceado artificial.

Acciones legales contra el bronceado artificial
Foto: La cama solare
Las legislaturas estatales han comenzado a reconocer los peligros del bronceado artificial y la necesidad de regularlo siguiendo el modelo de legislación sobre el tabaco. En 2009, Texas aprobó una ley que prohíbe a los niños menores de 16 años usar camas solares. California la imitó en 2011, pero estableciendo la edad mínima en 18 años.

Texas también ha legislado sobre los anuncios de los salones de bronceado. En 2008, el Procurador General de Texas demandó a una cadena de salones de bronceado con sede en Houston en relación con anuncios que afirmaban que las camas solares reducían el riesgo de cáncer debido a la mayor producción de vitamina D. De hecho, la dieta y la actividad al aire libre por lo general proporcionan toda la vitamina necesaria, sin exponerse a los riesgos de las camas solares.

Otros peligros del bronceado artificial


La exposición excesiva a los rayos UV pueden suprimir el sistema inmunológico, aumentando la vulnerabilidad a infecciones y enfermedades.

Al igual que la exposición al sol, las camas solares pueden causar quemaduras dolorosas en la piel y lesiones oculares, como la fotoqueratitis (quemaduras de sol en las córneas). Las camas solares también aumentan la formación de cataratas, una opacidad del cristalino del ojo que puede conducir a la ceguera.

Las personas que se broncean para verse más atractivas a menudo descubren que su búsqueda de la belleza ha causado un envejecimiento prematuro de la piel, dejando arrugas y manchas oscuras. Incluso los amantes del bronceado que logren evitar el cáncer podrían tener que someterse a una operación para eliminar los lunares antiestéticos, lo que podría dejar cicatrices.

También se ha descubierto que el bronceado artificial puede ser adictivo. Un estudio de una universidad del noreste reveló que casi el 40% de los estudiantes que informaron el uso de bronceado artificial fueron clasificados como adictos y que, dentro de ese grupo, el 78% no podía dejar el hábito. Tal vez sea hora de empezar a pensar en las camas solares de la misma forma en que pensamos acerca de los cigarrillos.

Proteja su piel

Así como el hecho de no fumar puede prevenir muchos tipos de cáncer de pulmón y de otros órganos, el cáncer de piel puede evitarse tomando sencillas precauciones. Por ejemplo, prescindiendo de las camas solares y la exposición innecesaria a los rayos UV, usar diariamente un filtro solar con un alto factor de protección (SPF) y hacerse controles mensuales de la piel. Siga el ABCDE de la autoprevención: consulte de inmediato a su médico si se observa lunares o manchas que son Asimétricos, presentan Bordes irregulares, tienen más de un Color, aumentan de Diámetro, o Evolucionan de cualquier otra manera.

Las lociones autobronceantes son mucho más eficaces que las camas solares para obtener un aspecto bronceado, y preservan la belleza y la salud futuras. Tenga en cuenta que no protegen la piel contra el sol, por lo que también se debe aplicar un filtro solar con un alto SPF.

– J. Delsigne

Para obtener mayor información, consulte a su médico, visite www.mdanderson.org, o llame a askMDAnderson al 877-632-6789.

Otros artículos en el número de marzo 2012 de OncoLog:

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245  
Derivación de pacientes  Declaraciones legales   Política de privacidad

Derivacíon de pacientes