Skip to OncoLog navigation.Skip to page content. MD Anderson MD Anderson site navigation About UsLocationsEventsCareersPublicationsHow You Can HelpContact UsmyMDAnderson
Click for Patient Referral.

Pág. principal/Último número
Números anteriores
Articulos por tema
Educación del paciente
Sobre OncoLog

 

 

Spacer

Extraído de OncoLog, abril 2012, Vol. 57, Nro. 4

Versión fácil de imprimir


Cómo controlar las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia
Para reducir este efecto secundario, es posible emplear varias técnicas.

Graphic: House CallLas náuseas y los vómitos son efectos secundarios de algunos tipos de quimioterapia, pero se puede hacer mucho para prevenir o disminuir estas reacciones y lograr que usted se sienta más cómodo durante el tratamiento contra el cáncer.

Por qué se producen las náuseas

Que usted experimente estos efectos secundarios o no depende del tipo de quimioterapia que reciba, ya que no todos los medicamentos de quimioterapia causan náuseas o vómitos. Otros factores que afectan las náuseas y los vómitos son la dosificación de los medicamentos, cómo y cuándo se los administra, si usted ya ha experimentado náuseas o vómitos durante la quimioterapia anterior, y otras condiciones médicas no relacionadas con la quimioterapia. Las náuseas son más comunes que los vómitos.

¿Por qué la quimioterapia desencadena estos efectos secundarios desagradables? Las sustancias químicas liberadas durante la quimioterapia pueden estimular un área del cerebro, llamada la zona gatillo quimiorreceptora, que reconoce las sustancias químicas como toxinas. Las náuseas y los vómitos son la reacción del cuerpo a estas sustancias extrañas.

Cómo combatir las náuseas

Su médico puede recetarle un medicamento contra las náuseas (también llamado antiemético) para prevenir el malestar estomacal relacionado con la quimioterapia. Dado que la ocurrencia de náuseas o vómitos agudos es más probable dentro de las 24 horas de recibir la quimioterapia, los medicamentos antieméticos por lo general se administran de 30 a 60 minutos antes de comenzar la quimioterapia. Su administración puede continuar a intervalos regulares durante varias horas o hasta días después del tratamiento, ya que con ciertos tipos de quimioterapia pueden ocurrir náuseas diferidas de 2 a 5 días. Usted puede recibir un medicamento adicional si sufre náuseas después de la quimioterapia.

Hay varias otras medidas que usted puede tomar para prevenir o reducir las náuseas relacionadas con la quimioterapia:

Consuma comidas frecuentes en poca cantidad. Trate de comer pequeñas cantidades de seis a ocho veces al día, en lugar de comer menos veces, pero en mayor cantidad.

Evite los alimentos grasosos o picantes, y los alimentos con olores fuertes. Los alimentos fríos y blandos pueden ser más atractivos, ya que emanan olores menos molestos.

Beba líquidos en abundancia. Trate de beber de 8 a 10 vasos de líquido al día, preferiblemente entre comidas en lugar de junto a ellas. Pruebe bebidas refrescantes como agua, jugos de frutas no endulzados, té de menta y bebidas carbonatadas. Dado que el jengibre suele aliviar las náuseas, pruebe el té de jengibre o el ginger ale. También se recomienda consumir caldos, gelatina con sabor, paletas de hielo y trozos de hielo. Si los olores le provocan náuseas, tal vez le ayude utilizar una pajita sorbete para beber de una taza con tapa.

Entre comidas, coma refrigerios que reduzcan las náuseas. Estos pueden incluir alimentos secos, como galletas saladas, pan tostado, cereales secos o palitos de pan. Chupar caramelos de limón, menta o jengibre ayuda a muchas personas. Los productos ácidos como los pepinos encurtidos o los limones suelen ser eficaces para aplacar el estómago revuelto.

No coma sus alimentos favoritos cuando sienta náuseas. Esto evitará que más adelante asocie esos alimentos con la sensación de malestar estomacal.

Cocine y congele comidas antes de comenzar su tratamiento, o pídale a alguien que cocine para usted. Esto evitará que los olores de la cocina le provoquen malestar. Comer en un lugar bien ventilado o en el exterior también reduce los olores de los alimentos.

No se acueste inmediatamente después de comer. Si desea descansar dentro de los 30 minutos después de haber comido, siéntese o reclínese con la cabeza elevada.

Determine qué funciona mejor para usted. ¿Cuándo es el mejor momento para comer y beber? Algunas personas se sienten mejor comiendo un poco inmediatamente antes de la quimioterapia. Otras se sienten mejor cuando no comen ni beben nada antes del tratamiento. Cada vez que inicie un nuevo ciclo de quimioterapia, asegúrese de informar a su médico o enfermera qué funcionó o no la última vez.

Descanse lo suficiente. Trate de dormir una siesta cuando sienta náuseas.

Distráigase. Tal vez le ayude concentrar su atención en la música, sus manualidades favoritas, crucigramas, la televisión, la lectura, rompecabezas o escribir cartas.

Use técnicas de relajación. La meditación y la respiración profunda pueden ayudarle a controlar las náuseas. Otras intervenciones de la mente y el cuerpo también han demostrado ser eficaces para algunos pacientes, por ejemplo, la autohipnosis, la relajación muscular progresiva, la biofeedback, la imaginación guiada, la desensibilización sistemática, la acupuntura y la acupresión. Un miembro de su equipo de cuidado de la salud puede ayudarle a decidir si necesita una o más de estas técnicas y referirle a un terapeuta capacitado.

No se dé por vencido. A veces son necesarios varios intentos para que usted y su médico descubran qué funciona mejor para reducir sus náuseas. Informe a su equipo de cuidado de la salud si está experimentando náuseas o vómitos, de modo que puedan identificar el medicamento o la combinación de medicamentos más eficaz para usted, o sugerir otras técnicas que le hagan sentirse mejor. Recuerde siempre que sentirse mejor es posible.

– K. Stuyck

Para obtener mayor información, consulte a su médico, visite www.mdanderson.org, o llame a askMDAnderson al 877-632-6789.

Otros artículos en el número de abril 2012 de OncoLog:

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245  
Derivación de pacientes  Declaraciones legales   Política de privacidad

Derivacíon de pacientes Derivacion de pacientes English