Skip to OncoLog navigation.Skip to page content. MD Anderson MD Anderson site navigation About UsLocationsEventsCareersPublicationsHow You Can HelpContact UsmyMDAnderson
Click for Patient Referral.

Pág. principal/Último número
Números anteriores
Articulos por tema
Educación del paciente
Sobre OncoLog

 

 

Spacer

Extraído de OncoLog, agosto 2012, Vol. 57, Nro. 8

Versión fácil de imprimir

Tratamiento de preocupaciones psicológicas para pacientes con cáncer

Por Dawn Chalaire

Foto: Dra. Anis Rashid
“Si podemos recuperar la alegría en la vida de una persona, habremos logrado nuestro objetivo”.
– Dra. Anis Rashid

Pese a los avances en el tratamiento oncológico ocurridos en los últimos años, para muchas personas un diagnóstico de cáncer todavía puede parecer una sentencia de muerte. El mayor estrés genera problemas psicológicos a muchos pacientes.

“Muchos pacientes con cáncer se sienten abrumados”, dijo la Dra. Anis Rashid, profesora asociada del Departamento de Psiquiatría en el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas. “He visto a pacientes tan angustiados que sienten que se están desmoronando y no pueden controlar la situación. Esto lleva a una mayor ansiedad”.

En un entorno en el que el objetivo de todos quienes participan—oncólogos, radiólogos, enfermeras, pacientes y familiares—es erradicar la enfermedad, los problemas psicológicos de un paciente pueden ser minimizados o ignorados. Sin embargo, según la Dra. Rashid, la ansiedad y la depresión son factores comunes entre los pacientes con cáncer y deben considerarse del mismo modo que cualquier síntoma físico que cause sufrimiento al paciente.

“Tratar estos síntomas es importante para el bienestar general del paciente”, dijo la Dra. Rashid. “Si los pacientes sufren, es preciso controlar su dolor. Si no pueden dormir, es preciso lograr que puedan dormir mejor y, si tienen mucha ansiedad, es preciso tratarla”.

La ansiedad en los pacientes con cáncer

Un diagnóstico de cáncer desencadena ansiedad en el 40% de los pacientes, dijo la Dr. Rashid. Los síntomas de ansiedad pueden incluir intranquilidad, irritabilidad, dificultad para dormir o permanecer dormido, mayor percepción del dolor, y memoria y concentración deficientes. En los pacientes con cáncer, la ansiedad generalmente es peor durante los primeros 3 meses después del diagnóstico. Inicialmente, los pacientes desconocen la etapa de su cáncer o el tipo de tratamiento que recibirán, y esta incertidumbre puede contribuir a su ansiedad.

Los pacientes con cáncer también pueden verse abrumados por el volumen de información que reciben sobre su enfermedad y su tratamiento; esta información puede provenir de muchas fuentes distintas y, a veces, contradictorias. Tal exceso de información y, específicamente, la información contradictoria, puede causar ansiedad. Esta ansiedad les dificulta aún más procesar toda la información y tomar decisiones de tratamiento.

Un diagnóstico de cáncer también puede desencadenar un período de gran conmoción en la vida personal de un paciente. Los cónyuges o parejas de algunos pacientes no pueden manejar el estrés, y evitan visitarlos en el hospital o directamente se alejan. Incluso si la pareja permanece con el paciente, este suele sentirse como una carga, tanto para su pareja como para sus familiares y amigos. Estos y otros problemas psicodinámicos deben ser abordados para controlar la ansiedad.

La ansiedad y otros síntomas que angustian a los pacientes son tratados principalmente con medicamentos. La Dra. Rashid receta ansiolíticos como lorazepam o clonazepam para el control de la ansiedad a corto plazo. Si la ansiedad persiste, receta citalopram, escitalopram o sertralina. Para dormir, suelen recetarse zolpidem o trazodona. Estos medicamentos cumplen una función muy importante en el control de la ansiedad, y ofrecen confort a los pacientes. Antes de recetar estos medicamentos, se habla con los pacientes sobre los posibles efectos secundarios.

“Mi estrategia es que el paciente no debe sufrir emocionalmente a causa de dolor, falta de sueño o mayor ansiedad. Hay medicamentos para ayudar y para controlar estos síntomas”, dijo la Dra. Rashid.

A veces, los enfoques no médicos para manejar la ansiedad—relajación respiratoria, visualización guiada de imágenes, hipnosis, yoga, ejercicio y otras estrategias para hacer frente a la situación—pueden ser tan eficaces como los medicamentos, dijo la Dra. Rashid. Ella habla con sus pacientes acerca de introducir cambios en su estilo de vida, y les recomienda hacer comidas frecuentes, con alimentos que proporcionen nutrición esencial, hacer ejercicio con regularidad, y descansar adecuadamente. El descanso y la nutrición adecuados mejoran la capacidad del paciente para pensar y seguir las pautas. Comer saludablemente les otorga más energía y reduce la fatiga, lo que a su vez disminuye el estrés y la ansiedad asociada.

Los pacientes con cáncer, e incluso los sobrevivientes de cáncer, jamás están completamente libres de ansiedad. Según la Dra. Rashid, “sienten la espada de Damocles permanentemente sobre ellos, dado que el cáncer puede retornar”. Sin embargo, alrededor de 3 meses después del diagnóstico, una vez que los pacientes comprenden la magnitud de su enfermedad y el plan de tratamiento, la ansiedad aguda por lo general disminuye. Lamentablemente, en el caso de algunas personas, puede instalarse la depresión.

Depresión

Los signos de depresión incluyen dificultad para dormir, comer demasiado o muy poco, sensaciones de desesperanza o desamparo, pérdida de interés en la vida, sentimientos de culpa, falta de energía y falta de concentración y memoria. Muchos de los mismos medicamentos utilizados para tratar la ansiedad también se recetan para controlar la depresión.

Algunos de estos medicamentos, como los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina, pueden demorar de 3 a 4 semanas en hacer efecto. Mientras tanto, la Dra. Rashid y los demás psiquiatras del Departamento de Psiquiatría ofrecen apoyo a los pacientes con medicamentos de acción más rápida para controlar los síntomas y con psicoterapia.

Durante las sesiones de terapia, los psiquiatras trabajan para establecer una conexión con el paciente.

Según la Dra. Rashid, establecer una conexión y comprometerse con sus terapeutas puede impedir que los pacientes actúen en función de impulsos suicidas. “El terapeuta debe colaborar con el paciente”, dijo. “Mis pacientes acuerdan conmigo que no van a suicidarse y, si sienten esta tendencia, disponen de múltiples estrategias para hacer frente a la situación”. A veces, el terapeuta pide al paciente que llene una caja de zapatos con fotos y recuerdos de buenos momentos. Cuando el paciente se siente muy deprimido, puede tomar esa caja de zapatos y observar su contenido. Hacer una lista de las estrategias de afrontamiento, como pasear al perro o escuchar música, también puede funcionar para algunos pacientes. La Dra. Rashid añadió que interrogar a los pacientes sobre el suicidio no instala pensamientos suicidas en sus mentes; la pregunta debe hacerse para determinar qué tipo de apoyo necesitan.

Los pacientes con depresión severa pueden desarrollar síntomas psicóticos: La Dra. Rashid recordó haber tenido una paciente tan deprimida que creía estar muerta, y así lo creyó durante casi 3 meses.

Obstáculos para el tratamiento

Si bien solo un 5% de los pacientes que son diagnosticados con ansiedad o depresión relacionadas con el cáncer tienen un diagnóstico psiquiátrico preexistente, los terapeutas comprueban que vale la pena preguntarles acerca de problemas psiquiátricos pasados, lo cual incluye internaciones psiquiátricas y antecedentes de suicidio en la familia. “Siempre les pregunto ‘¿Cómo fue su infancia?’” dijo la Dra. Rashid. “La reserva interna de una persona puede ser agotada por traumas infantiles, incluido el abuso sexual o físico, y alrededor del 50% de las mujeres que fueron abusadas sexualmente desarrollan depresión”.

En el caso de los pacientes con cáncer avanzado, la depresión, la ansiedad y el dolor se tratan de manera más agresiva. En estos pacientes, también es posible utilizar metilfenidato para tratar la depresión y la fatiga relacionada. En opinión de la Dra. Rashid, los médicos no deben preocuparse por recetar dosis más altas de estos medicamentos a los pacientes con enfermedad avanzada, ya que al final de la vida la principal preocupación es controlar los síntomas.

“Si podemos recuperar la alegría en la vida de una persona, o al menos ayudarle a vivir su vida en vez de tener una existencia sombría, habremos logrado nuestro objetivo”, dijo. “Aunque una persona tenga cáncer, la vida es digna de ser vivida”.

Pasos en la evaluación y tratamiento psiquiátricos de los pacientes en MD Anderson

1 Obtenga la historia completa del paciente, incluidos sus diagnósticos psiquiátricos y médicos; hábitos de sueño y alimentación; fuentes de apoyo social; y factores de estrés financieros, personales, u otros. Con el permiso del paciente, pregunte a los familiares sobre cualquier cambio en el comportamiento del paciente.

2 Haga análisis de sangre para descartar causas fisiológicas de síntomas psiquiátricos, como la enfermedad tiroidea.

3 Recete medicación, si es necesario. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (por ejemplo, citalopram o sertralina) se recetan ampliamente para tratar la ansiedad y la depresión. Los efectos secundarios de estos medicamentos deben ser explicados detenidamente a los pacientes y sus familias, y debe advertírseles que se necesita tiempo para adaptarse a un nuevo medicamento.

4 Programe una cita de seguimiento en 3-4 semanas, y proporcione apoyo al paciente durante el período de transición, si es necesario. El seguimiento regular es muy importante. Los pacientes con depresión reciben un número de teléfono para comunicarse directamente con un asesor. Los pacientes con depresión severa no deben permanecer solos en su casa y deben llamar a un asesor o al 911 si tienen pensamientos suicidas.

Para obtener mayor información, comuníquese con la Dra. Anis Rashid a 713-792-7546.

Otros artículos en el número de agosto 2012 de OncoLog:

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245  
Derivación de pacientes  Declaraciones legales   Política de privacidad

Derivacíon de pacientes Derivacion de pacientes English