OncoLog: MD Anderson's report to physicians about advances in cancer care and research.

Rule

Extraído de OncoLog, octubre 2011, Vol. 56, Nro. 10

Visita a domicilio: Comprender los factores de riesgo y el riesgo del cáncer
Sus factores de riesgo podrían influir sobre la necesidad de someterse a una exploración

Generalmente oímos que ciertos alimentos, tales como las carnes procesadas, o actividades, tales como usar una cama solar, pueden aumentar nuestro riesgo de contraer cáncer. Lo que no queda siempre claro es cómo se determinan estos riesgos y cómo las sustancias, las conductas y las características personales llegan a convertirse en “factores de riesgo”.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo son las características y conductas que pueden aumentar las posibilidades de las personas de contraer cáncer. Existen cuatro clases de factores de riesgo:

  • Los factores de riesgo conductuales son conductas o hábitos tales como fumar, beber alcohol, no hacer ejercicio regularmente o no consumir alimentos saludables.
  • Los factores de riesgo biológicos son rasgos físicos tales como la raza, la edad y el sexo.
  • Los factores de riesgo genéticos son mutaciones genéticas específicas que las personas heredan de sus padres. Una persona podría tener un factor de riesgo genético si ella presenta diferentes miembros de su familia con el mismo tipo de cáncer.
  • Los factores de riesgo ambientales se encuentran en nuestro entorno, tal como un fumador pasivo, la contaminación y los pesticidas. Los virus tales como la hepatitis B y C y el virus del papiloma humano (HPV, por sus siglas en inglés) también se consideran factores de riesgos ambientales.

¿Qué es el riesgo?

Cuando pensamos específicamente sobre el cáncer, el “riesgo” es la posibilidad de contraer cáncer para los miembros de un grupo en particular. Las dos clases de riesgos son riesgo absoluto y riesgo relativo.

El riesgo absoluto es la cantidad de personas que reciben el diagnóstico de una clase de cáncer en un período de tiempo en particular; por ejemplo, en los Estados Unidos, alrededor de 120 de cada 1.000 mujeres recibirán el diagnóstico de cáncer de mama en su vida. El riesgo absoluto de cáncer de mama de las mujeres estadounidenses entonces es del 12%.

El riesgo relativo es la comparación del riesgo de un grupo de contraer una clase de cáncer con el riesgo de otro grupo. El riesgo de cada grupo se calcula usando los datos de estudios clínicos o de agencias tales como el National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer) que lleva un registro de las estadísticas de cáncer. Las personas se podrían asignar a los grupos en función del sexo, la edad o ciertas otras características. Un riesgo relativo de 1,0 significa que el riesgo de desarrollo de cáncer es equivalente en ambos grupos; en otras palabras, la característica evaluada no es un factor de riesgo del cáncer.

Un riesgo relativo inferior a 1,0 significa que las personas con esa característica tienen menos probabilidades de contraer cáncer que aquellas sin esa característica. En comparación, un riesgo relativo superior a 1,0 significa que las personas con esa característica tienen mayores probabilidades de contraer cáncer que las que no tienen esa característica.

Por ejemplo, si el riesgo relativo del cáncer de pulmón es 20 para un grupo de fumadores en comparación con un grupo de no fumadores, podemos concluir que los fumadores, como grupo, tienen 20 veces más probabilidades de contraer cáncer de pulmón que los no fumadores. Podemos también concluir que fumar es un factor de riesgo conductual para el cáncer de pulmón.

Si el riesgo relativo para el cáncer colorrectal es 2,3 para un grupo de personas con más de un pariente de primer grado (padre, hermano, hermana o hijo) que sufrieron cáncer colorrectal en comparación con un grupo cuyos parientes de primer grado no sufrieron cáncer colorrectal, podemos concluir que las personas del primer grupo tienen 2,3 veces más probabilidades de contraer cáncer colorrectal.

Factores de riesgo y exploración

Es importante recordar que estas cifras no reflejan el riesgo individual de una persona. Sin embargo, es importante ser consciente de los factores de riesgo que podrían colocarlo en un grupo de alto riesgo de contraer alguna clase de cáncer.

Por ejemplo, tome nota de los antecedentes de cáncer de la familia y mantenga a su médico informado acerca de todo cambio en cuanto a estos antecedentes. El factor de riesgo puede influir sobre su necesidad de someterse a una prueba de detección precoz de ciertas clases de cáncer. Asimismo, ser consciente de los factores de riesgo conductuales y ambientales, tales como fumar o ser fumador pasivo, podría ayudar a evitarlos. Y a las personas con exposición a factores de riesgo ambientales se les puede ofrecer exploración adicional, tal como exámenes de tomografía computarizada con dosis bajas para las personas con un antecedente significativo de tabaquismo.

— M. Wade

Para obtener mayor información, consulte a su médico, visite www.mdanderson.org, o llame a askMDAnderson al 877-632-6789.

TopTOP

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245
 Derivación de pacientes   Declaraciones legales   Política de privacidad