Extraído de OncoLog, agosto 2013, Vol. 58, Nro. 8

En breve

Una nueva prueba ayuda a identificar pacientes con glioblastoma que pueden beneficiarse con bevacizumab

Según un estudio reciente, los glioblastomas que expresan bajos niveles de genes asociados con células mesenquimales pueden ser más sensibles a la acción del bevacizumab que otros glioblastomas.

En un análisis correlativo realizado como parte de un ensayo clínico de fase III, los investigadores dirigidos por el Dr. Erik Sulman, Ph.D., profesor adjunto del Departamento de Oncología Radiológica en el MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas, trataron de identificar posibles marcadores moleculares de sensibilidad al bevacizumab en el glioblastoma.

El glioblastoma es uno de los tumores cerebrales más comunes y difíciles de tratar. A menudo es muy agresivo y tiene un alto riesgo de recurrencia, pero los mecanismos de tumorigénesis y recurrencia de esta enfermedad todavía son poco conocidos. En consecuencia, a pesar de numerosos esfuerzos, las opciones de tratamiento para estos tumores siguen siendo limitadas.

El bevacizumab ataca específicamente el factor de crecimiento endotelial vascular, una proteína secretada que participa en el crecimiento del tumor y en la angiogénesis. Se sabía que algunos pacientes con glioblastoma de tumores recurrentes respondían bien al tratamiento con bevacizumab y experimentaban una mayor supervivencia sin progresión de la enfermedad y menos síntomas que la mayoría de los pacientes con glioblastoma. Esto condujo a un ensayo multicéntrico de fase III (RTOG-0825) para evaluar el tratamiento con bevacizumab en pacientes con diagnóstico reciente de glioblastoma.

El Dr. Sulman y sus colegas buscaban posibles marcadores moleculares que permitieran a los médicos identificar qué pacientes eran más susceptibles de responder al tratamiento con bevacizumab. Los investigadores hallaron que los tumores con una menor expresión de algunos genes asociados con las células mesenquimales respondían mejor al tratamiento con bevacizumab que otros tumores. Luego, utilizaron esta información para crear una prueba predictiva que identificara la respuesta al bevacizumab.

“Uno de los aspectos más importantes de este indicador es que está diseñado para ser utilizado en muestras de tejido, por lo que no requiere tejido fresco”, dijo el Dr. Sulman. Esto permitirá utilizar la prueba ampliamente, debido a que la resección quirúrgica es el tratamiento inicial para la mayoría de los pacientes con glioblastoma y el tejido obtenido se almacena más comúnmente como muestras embebidas en parafina.

Los resultados del estudio fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica en junio pasado. En el futuro, el Dr. Sulman y sus colegas esperan poder validar su prueba predictiva en otros pacientes con glioblastoma y evaluar si el método puede generalizarse para otros tipos de tumores. Estas medidas podrían ayudar a identificar a los pacientes que responderán bien al tratamiento con bevacizumab.

Los investigadores identifican nuevos objetivos potenciales en cánceres activados por EGFR

Un equipo liderado por investigadores del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas informó que el receptor del factor de crecimiento epitelial (EGFR), un reconocido objetivo de los medicamentos contra el cáncer, regula la MCM7, una proteína esencial en el primer paso de la replicación de ADN.

La MCM7 es importante en el licenciamiento de ADN, que es el primer paso de la replicación. La función de la MCM7—a menudo desregulada en cánceres humanos—no había sido previamente vinculada a la señalización del receptor EGFR, el cual conduce a la síntesis de ADN y al crecimiento celular. Los investigadores encontraron que este receptor activaba la MCM7 mediante la activación de otra molécula de señalización, la molécula Lyn.

“Hemos determinado que, en pacientes con cáncer de mama, esta vía de señalización se relaciona con el estado de EGFR y una baja supervivencia”, dijo Mien-Chie Hung, Ph.D., profesor y director del Departamento de Oncología Molecular y Celular y autor principal del informe del estudio.

Los investigadores evaluaron los estados de expresión de las moléculas Lyn y MCM7 activadas en muestras tumorales de pacientes con cáncer de mama, y los análisis de Kaplan-Meier revelaron que las tasas de supervivencia general de las pacientes con baja expresión de cualquiera de las proteínas activadas eran significativamente mayores que las tasas de supervivencia general en pacientes con alta expresión de tales proteínas. A los 75 meses de finalizar la terapia inicial, aproximadamente un 60% de las pacientes con altos niveles de expresión de Lyn o MCM7 activadas seguían con vida, mientras que en aquellas con bajos niveles la supervivencia era del 80%.

En un modelo de ratón de cáncer de mama, los investigadores descubrieron que los ratones con alta expresión de Lyn o MCM7 tenían volúmenes tumorales de dos a tres veces más grandes que los de ratones con baja expresión de cualquiera de estas moléculas.

“La sobreexpresión de Lyn podría ser indispensable para células cancerosas que dependen de la señalización de EGFR para proliferar”, dijo el Dr. Hung; esto sugiere que la molécula Lyn es un objetivo terapéutico promisorio en cánceres activados por EGFR. Señaló además que, con el tiempo, los medicamentos que atacan el EGFR a menudo se vuelven menos eficaces, por lo que esta molécula proporciona un objetivo potencialmente eficaz ubicado después de EGFR en la vía de señalización.

Los inhibidores de Lyn han sido probados en estudios preclínicos y en un ensayo clínico en etapa incipiente. La combinación de los inhibidores de Lyn y EGFR podría tener un efecto sinérgico en los cánceres estimulados por EGFR.

Los hallazgos del estudio fueron publicados en la edición de junio de Cancer Cell.

Para obtener mayor información, hable con su médico, visite www.mdanderson.org o llame a askMDAnderson al 877-632-6789.

TopTOP

Pág. principal/Último número | Números anteriores | Artículos por tema | Educación del paciente
Sobre OncoLog | Contacte OncoLog | Inscríbase para recibir alertas por correo electrónico

©2014 The University of Texas MD Anderson Cancer Center
1515 Holcombe Blvd., Houston, TX 77030
1-877-MDA-6789 (USA) / 1-713-792-3245

Derivación de pacientes  Declaraciones legales   Política de privacidad